Mis días de coronavirus

Era un domingo bastante soleado en la que teníamos agendado una sesión de fotos pre-quince en un parque al aire libre a las 10 de la mañana. En la entrada nos registran, controlan el uso de tapabocas y nos toman la temperatura para finalmente dejarnos pasar.

Cargando con las cosas sentí ciertas molestias en las articulaciones y la mochila pesaba más que de costumbre, se lo comento a mi pareja a lo que me responde “Seguro es por que no dormiste lo suficiente”, comentario que tenia toda la razón, respire profundo y continuamos con la sesión.

Pasado el medio día con la sesión de fotos terminada, sentía como si hubiese corrido una maratón, aunque sólo haya caminado lo largo del parque que no era poco y con el tapabocas daba la sensación de que cansaba un poco más, en fin, lo único que buscaba era una cama para descansar, pero aún quedaban cosas por hacer como ir por el almuerzo y pasar por mi hija que la habíamos debajo con la niñera lo que duraba el trabajo.

Ese día me acosté temprano con la espera de amanecer mejor, más por que al día siguiente era lunes de oficina. Más errado no podía estar, aunque mis dolores articulares mejoraron un poco, desperté con un dolor de cabeza bastante molesto pero de igual forma tome fuerzas y fui al trabajo, sentía que podía aguantar el día como muchas otras veces ignorando totalmente en ese momento el motivo de mis sintomas. Luego del desayuno sentía algo de alivio hasta que llagado las 14 hs sentía un sueño insoportable y decidí tomarme el resto del día para venir a descansar creyendo que al día siguiente ya podría amanecer mejor.

En el 3er día ya sin dolor articular y solo con un ligero dolor de cabeza y la temperatura por encima de de 37,5° y fue en ese momento en que sospeche qe podría estar infectado por coronavirus, no lo había mencionado pero trabajo en un hospital privado con mi pareja así que de igual forma fui pero en esta ocasión para consultar y hacerme el test para descartar o confirmar cualquier probabilidad, y así fue que me dieron una orden de aislamiento y un turno para hacerme el test. Con las ordenes médicas volví a casa a armar un camping en una esquina del departamento donde estar lo más alejado posible de mi hija y mi pareja para evitar cualquier contacto y contagio

En el día 4 de vuelta al hospital con un nuevo síntoma, había perdido totalmente el olfato nisiquiera el olor del alcohol que era lo más fuerte que tenía al alcance podía percibir, si bien ya no presentaba dolores articulares aún sentía dolor ocular y mi temperatura se mantenía en 37,5°, me tomaron la muestra de hisopado nasal que por cierto es así como lo describen, te introducen el palillo hasta el fondo de la cavidad nasal, lo cual te dan ganas de estornudar, de toser, te hace hechar lágrimas, una sensación extraña y molesta que casi llega a causar dolor, bastante desagradable pero llevadero, esto es lo que ocurre durante los segundos que tardan en tomar la muestra.

En la tarde me envían los resultados que había dado como positivo a covid 19 y comienza otra historia, dar aviso a las personas con quienes compartí los últimos 15 días que por suerte era un número bastante reducido y ninguno presentó síntoma alguno. Por otro lado como había comentado mi pareja también trabajaba en el mismo lugar y debido a mi resultado positivo también le dieron aislamiento (recién una vez dado positivo le dieron aislamiento mientras tanto a contagiar a todo el mundo, ciertas cosas que aveces no se entiende).

En el 5to día de reposo, evolucionando bastante bien, solo con una pequeña congestión nasal que no dificultaba mi respiración, mi pareja y mi hija se hacen el test y por esos milagros de la vida dieron resultado negativo, lo cual fue todo un desafío debido a que mi hija de 3 años en todo momento quería jugar, abrazarme, se nos partía el corazón cuando su madre le decía que no se podía y se iba a su habitación triste por el regaño que recibía sin entender el por qué?

En el 5to y 6to día eran unas noches bastante incómodas, uno por la cantidad de líquidos que tenía que consumir, unos 3 litros diarios que te mandan al baño a cada rato durante la madrugada, por otro lado los escalofríos que con el calor de esta época es de lo más desagradable amacer todo sudado y con las sábanas pegadas.

En el 7mo día ya con la temperatura normal y solo una pequeña congestión nasal y la falta de olfato, un día en que ya no le encuentras un lado para acomodarte en la cama, todas las posiciones se vuelven incómodas, no me quedaba de otra que salir al balcón a tomar un poco de sol que según dicen ayuda a sintetizar la vitamina D.

En el 8vo día, se nos iba acabando la comida y habría que hacer la lista de compras y conseguir alguien que nos haga el favor, para suerte nuestra mi hermano vive bastante cerca y se ofreció a ir al supermercado por nosotros en cuanto se liberara del trabajo. Esa misma tarde nos llevó todo, fue algo simpático, al llegar bajó las bolsas ahí en el portón saludo desde lejos con algo de miedo y me dice transfiereme el dinero a mi cuenta, me sentí algo discriminado, pero poniéndome en su lugar habría hecho lo mismo.

En el día 9 sin mucho que hacer, seguía sin percibir olores, una congestión nasal casi imperceptible, estaba por terminar una serie de 131 episodios, muchos capítulos los tuve que repetir por que me quedaba dormido mientras miraba, algo que no se si será un síntoma también pero pero me daba bastante sueño estos días, me la pasaba durmiendo.

En el día 10 y 11 volvía a sentir los olores, la congestión nasal casi inexistente, recuperando mi vitalidad y pacientemente esperar a que se cumpla los días para volver a realizarme el test para que me den el alta medica y volver a mis actividades rutinarias.

En mi caso tuve la suerte de recibir una carga viral bastante baja y pude sobrellevar todos los síntomas sin la necesidad de ser hospitalizado y he comprobado que siguiendo los cuidados es posible evitar el contagio, en cuantos a mis primeros síntomas no fue nada que me haga sospechar del Covid-19:

Día 1: Dolor articular.

Día 2: Dolor de Cabeza.

Día 3: Dolor de Cabeza y Febricula.

Día 4: Febricula, Dolor ocular y pérdida de olfato.

Día 5: Inicio de congestión nasal.

Día 6: Perdida de Olfato y Congestión nasal.

Día 7: apartir del día 7 los síntomas van mejorando hasta desaparecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: